Piensa en el largo camino de regreso.
¿Tendríamos que habernos quedado
en casa pensando en este lugar?
¿Dónde estaríamos ahora?

Elizabeth Bishop

martes, 12 de abril de 2016

hacia el fin del mundo III

Había un pueblo de piedra.
Nos sentamos junto al río
y refrescamos nuestros pies cansados
entre las arañas de agua.

Llevábamos veinte kilómetros de camino.

Y aún quedaban otros diez.

Nos desviamos del camino
y dejamos pasar el tiempo.

Al otro lado del puente nos esperaba
un final
y nuestros cuerpos desnudos en una litera.

Pero, por una pequeña eternidad,
nos desviamos de las señales
y convertimos el tiempo
en
piedra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario